revista esteticistas
  ARTÍCULOS
   
   
 
   
 
El vitíligo

El vitíligo es una discromía acrómica, es decir, una mancha apigmentada de la piel. Consiste en la aparición de leucodermia (manchas blancas) de dimensiones muy variables y formas irregulares pero bien delimitadas con contornos netos. Tiene un predominio distal (manos y pies) y periorificial (alrededor de la boca, nariz y ojos). También puede aparecer en grandes pliegues (axilas, ingles, muñecas, etc.), en eminencias óseas (codos, rodillas, etc.) y en semimucosas (genitales, aréolas mamarias, labios, etc.). La distribución de las lesiones suele ser bilateral y simétrica. No es infrecuente que las manchas acrómicas se hallen rodeadas de piel normal hipercrómica. Los pelos y cabellos que crecen sobre las manchas leucodérmicas adquieren generalmente color blanco.



El curso evolutivo de las lesiones es variable, habitualmente progresivo, aunque puede detenerse en fases precoces, en otras ocasiones se extiende a grandes áreas de la piel (vitíligo generalizado). Es posible que la mancha se repigmente parcialmente de forma espontánea o como respuesta al tratamiento. No obstante, las posibilidades terapéuticas actuales del vitíligo resultan muy limitadas.

El vitíligo puede afectar a cualquier persona, de cualquier raza (más en muy pigmentadas), sin diferencia de género (algo más en mujeres) ni de edad (rango de edad más frecuente: 10 - 30 años).

El problema del vitíligo es que se desconoce la etiopatogenia, mientras que el origen de la enfermedad es neurógena para unos, para otros es una enfermedad autoinmune. Este hecho determina la variedad de terapias, que van desde el uso de esteroides e inmunomoduladores, pasando por las radiaciones ultravioletas B de banda estrecha y el PUVA (psoralenos + UVA), la melagenina y la terapia celular de trasplante de melanocitos e injertos de piel autóloga.

Junto a los problemas etiopatogénico y terapéutico, existen otros dos problemas más, el epidemiológico y el psicológico.

El problema epidemiológico hace referencia al número de personas afectadas de vitíligo: más del 1 % de la población mundial. Es por tanto un trastorno importante nada desdeñable. Respecto al problema psicológico, hay que recordar que afecta a personas jóvenes, muchas en la edad problemática de la adolescencia, y en áreas de la piel expuestas a las miradas de los demás, lo que puede inducir en estas personas temor al rechazo, pérdida de la autoestima, automarginación y aislamiento social.



Dr. Luís Carlos Jiménez Nieto
   volver